UA-75170036-1
El municipio

HISTORIA

A este lugar de la vega granadina se le ha denominado con los topónimos de Cular, Cúllar de la Vega o Cúllar Vega. El nombre aparece mencionado por primera vez en un escrito del siglo XII.

Cúllar deriva del árabe Qûllar que a su vez parece proceder de la voz latina “collum”, terreno elevado, lo que hace pensar que Cúllar empezará su existencia como una villa romana.

En época del reino nasri la población se dedicaba a la agricultura de regadío, que los musulmanes llevaron a las más altas cotas de perfeccionamiento.

Con la conquista de los reyes católicos, el vecindario musulmán siguió asentado en el lugar sin experimentar grandes cambios hasta la época de Felipe II, en la que se expulsó a los moriscos de Cúllar. En 1571 comienza la repoblación del reino y pocos años después se realiza el deslinde y amojonamiento del término de Cúllar que es prácticamente igual al actual. En estos años su fuente principal de ingresos era la agricultura, siendo la presencia de la ganadería meramente testimonial.

En el siglo XVIII, las tierras de Cúllar estaban estructuradas en tres grandes grupos: regadío, secano y viñas. La mayor parte de las tierras estaban en manos de vecinos de otros lugares, por lo que habia muchos jornaleros. La Iglesia también era propietaria de mucha tierra. La ganadería sigue siendo poco significativa. A mediados de este siglo hay unos 140 vecinos en la población y en 1795 esta cantidad asciende a 860.

En el siglo XIX, la desamortización de los bienes de la Iglesia también afecta a este pueblo.

En el presente siglo, la vida de los habitantes del lugar sigue prácticamente igual. Mencionar algunas anécdotas como la acontecida en 1921 con la inundación conocida como “La venida de las Andas de Gabia”. En 1936, se apoyó a la II República. Durante la guerra civil, en Cúllar Vega, hubo vecinos del pueblo que sufrieron represión por parte del bando nacional o de simpatizantes del mismo, llegando ésta a la muerte de varios de ellos ; dicha represión también se abatió sobre víctimas de otros pueblos vecinos, que fueron abatidos en nuestro pueblo. Tambien murieron en la guerra, vecinos del denominado bando nacional, se bien estos no murieron fusilados, sino como consecuencia de la misma guerra.

En la última década el pueblo está experimentando muchos cambios, está aumentando la población debido a que está en un lugar privilegiado de Granada, cerca de la capital y en la vega, por lo que muchas personas quieren residir aquí.

Pincha aquí para ver fotos antiguas de Cúllar Vega

POBLACIÓN

Su poblamiento es muy antiguo, adquiriendo una mayor importancia a partir de la época musulmana. En el siglo XVIII ya era un lugar de realengo que pertenecía a la vicaría de Granada, con jurisdicción en el mismo lugar, en cuyo ayuntamiento se elegía cada año un alcalde y dos regidores a través de sufragio universal. En el citado siglo su población era de 860 vecinos. Por el año 1795, Cúllar tenía 170 casas de una sola planta, y dos plazas (una de forma regular, de gran extensión, y otra más reducida). También había Casa/Ayuntamiento, y escuela, (a la que asistían 60 alumnos), y dos aljibes, que se llenaban con agua de los ríos Genil y Dílar. Por lo general era un pueblo sano, sin enfermedad dominante, según las estadísticas, cada año morían tres niños y dos adultos. En el año 1785 y 86, padeció una epidemía de tercianas, y el número de muertos fue muy considerable.

Actualmente la población total de Cúllar Vega es aprox. de 6.300 habitantes, concentrándose fundamentalmente en el núcleo de cabecera (77 % de la población) y en menor cuantía, siendo esta ocupación temporal, en la urbanización el Ventorrillo (alrededor del 23%). Tan sólo un 1% de la población se encuentra diseminada en cortijos.

La superficie del municipio es de 4.3 km2, su densidad es 706,2 h/ Km2.

Si comparamos esta ratio con la media provincial de Granada (60.6 h/Km2), los 76.8 de Andalucía, se hace patente el gran poblamiento existente en la zona.

En este momento Cúllar-Vega se integra en la dinámica de crecimiento de la aglomeración urbana de Granada, previéndose un matenimiento e incluso un incremento mayor de esta dinámica demográfica progresiva.

  • Año 1981: 1340 habitantes
  • Año 1986: 1420 habitantes
  • Año 1991: 1773 habitantes
  • Año 1992: 1769 habitantes
  • Año 1993: 1928 habitantes
  • Año 1994: 2041 habitantes
  • Año 1995: 2142 habitantes
  • Año 1996: 2663 habitantes
  • Año 1998: 3080 habitantes
  • Año 2001: 4580 habitantes
  • Año 2003: 5500 habitantes
  • Año 2005: 6300 habitantes

 

Nos hallamos ante un municipio muy dinámico, con un contingente de población joven elevado. Existe una clara evolución positiva de la población en edad activa, y a pesar de que el grupo de personas mayores de 64 años es importante, las garantias de regeneración son claras.

GASTRONOMIA

Cómo gastronomía típica destacamos postres cómo roscos fritos y melados, pestiños, torrijas de leche o vino, panecillos de leche, natillas con yema de huevo y las rodajas de naranja con azúcar y canela. Junto a éstos merecen especial mención platos como las albóndigas y los “voladillos” de bacalao, pollo en “asaíllo”, potaje de calabaza y otros.

Otras comidas más apropiadas para fechas invernales son la “Sopa de Maimones” y las “Gachas de Cuscurrones”, con pan tostado y miel de caña y las “Gachas de picante”. A ellas se unen los productos típicos de la “matanza” (destacando la morcilla y la longaniza). Para terminar destacar las “torticas” hechas de harina, agua, huevos y levadura.

ECONOMIA

El modo de organización preferente de la actividad económica en Cúllar Vega, es familiar, articulándose en torno a ella las diferentes formas de generación de rentas. La existencia de otros tipos de organización empresarial es escasa.

AGRICULTURA

En Cullar Vega existen 301 hectáreas cultivadas, un 70% del territorio del municipio. De éstas 58 has (13,49%) están dedicadas a cultivos de secano y 243 has (56,51%), son de regadío, siendo este porcentaje uno de los más altos de la provincia de Granada y superior al de la media de la Vega (42%).

Entre los cultivos más importantes de regadío destacan por orden de importancia, en primer lugar el tabaco (65 hectáreas). Este cultivo, de gran importancia económica, se enfrenta a un futuro incierto ante la reforma de su Organización Común de Mercado y ante la intención de suprimir las ayudas por el cultivo de tabaco. En segundo lugar destaca el cultivo de las hortalizas (siendo los ajos y las cebollas los más significativos), 62 ha, y por último el maiz en grano, 35 ha.

Actualmente y según la información recogida en el último censo agrario, se puede observar un cierto grado de diversificación productiva, introduciéndose el cultivo del espárrago (4ha), debido en gran parte, a la mágnífica aptitud agrícola de sus suelos y a la disponibilidad de agua para los regadíos.

Por grupos de cultivos destacan: los industriales, el tabaco (visto anteriormente) y en segundo lugar destacan los cereales. Por orden de importancia los cultivos relevantes son: el maiz en grano y trigo. Los cultivos forrajeros suponen poco de la superficie de regadío, siendo la ganadería local su principal destino.

La Vega continúa proporcionando, a una numerosa población, el mantenimiento de rentas o la complementariedad económica con otras fuentes de ingresos. En las explotaciones de este ámbito algo más de la mitad de los empresarios tienen dedicación plena a esta actividad, comportando, pues su principal recurso económico.

En Cullar Vega el 69% de los agricultores se pueden considerar como agricultores a título principal, existiendo por otra parte, un 31% que sólo tiene la agricultura como actividad secundaria.

Sin embargo en la Vega de Granada, se está observando un cambio, una cierta tendencia a la complementación de la agricultura mediante otras actividades, esta tendencia se debe a la falta de recursos, así como a la dificultad técnica y económica de adoptar nuevas tegnologías y a una elevada incertidumbre en cuanto a la rentabilidad.

En la empresa familiar agraría, todos estos problemas terminan por hacer desaparecer muchas de las pequeñas explotaciones, cambiando completamente la actividad el titular de la explotación o continuar compaginando la actividad agrícola con otra, la llamada Agricultura a Tiempo Parcial.

En referencia al tamaño de las explotaciones, existe una notable diferencia entre los datos del municipio y los del resto de la provincia de Granada, mostrando Cullar Vega unas superficies medias menores debido a ser en general tierras de regadío representando las que tiene menos de 5 has, alrededor del 90% del total de explotaciones.

Datos estos similares al resto de municipios de la Vega, en los que se presenta un alto grado de parcelación, en la comarca se pueden encontrar un 41% de explotaciones comprendidas entre las 0,1 y 1 ha, que unidas al otro 40% de explotaciones menores de 5 ha y mayores de 1ha, dan un porcentaje del 81 de explotaciones menores de 5 ha.

Este es pues unos de los problemas de la agricultura en la Vega, el minifundismo, que dificulta enormemente la mecanización y por tanto la competitividad de precios de los productos en el mercado.

GANADERIA

En Cúllar Vega, destaca fundamentalmente la ganadería caprina con un 60,1 %, seguida de la bovina con un 17,3%, la ovina ocupa un 10%, siendo de escasa relevancia el resto de ganadería, equina, porcina y aves, con un 5%,4% y 1% respectivamente.

  • UNIDADES GANADERAS
  • BOVINOS 13
  • OVINOS 8
  • CAPRINOS 46
  • PORCINOS 3
  • AVES 1
  • EQUINOS 4

SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN

La construcción constituye uno de los pilares básicos de la actividad económica de la provincia de Granada. Su peso dentro del conjunto de la economía ha avanzado progresivamente en las últimas décadas hasta doblar su peso en la renta de la provincia. Además es el único sector que ha aumentado su participación relativa en el conjunto nacional durante este período. Esto indica que el incremento de la aportación del sector de la construcción no es atribuible al hundimiento de los sectores industriales y agrícolas, sino a su propio DINAMISMO. En Cúllar Vega el fenómeno es el mismo.

En el municipio existen alrededor de 30 empresas dedicadas a la construcción, teniendo cada empresa alrededor de 10 trabajadores, las más pequeñas, a 20 las mayores.

En lo que se refiere a la vivienda, del total de viviendas exitentes en el municipio, alrededor del 70% son vivienda principal y alredeor de 10% son viviendas desocupadas. Habría que investigar los motivos de éste fenómeno.

El 12,27% del total son viviendas secundarias, lo que pone de manifiesto que hay un gran número de población que ha elegido esta zona como lugar de residencia para su utilización en el tiempo libre, cuya motivación es la mejora de calidad de vida en cuanto a la calidad paisajística, baja contaminación y ruidos, etc…

SECTOR SERVICIOS

El comercio mayorista y minorista es una de las actividades económicas más representativa del municipio, destacando las de distribución al detall de alimentos, bebidas y tabaco, seguidas de las que distribuyen equipamiento de hogar y textiles. Las empresas enmarcadas en este tipo de distribución suelen ser PYMES, destacando el perfil empresarial individual y familiar. Como consecuencia de ello, el comercio minorista presenta una imagen deficitaria descuidándose aspectos técnicos y comerciales como publicidad, escaparatismo, etc…

En la actualidad, como consecuencia del crecimiento experimentado en las últimas décadas y a la aparición de grandes superficies, se perfila la necesidad de mejorar estos servicios a través de la cooperación y gestión más profesionalizada, con la finalidad de mantener la cuota de mercado y de mejorarla con la diversificación empresarial.

En cuanto al sector servicios, según datos del IAE, un importante porcentaje de las licencias concedidas a empresarios individuales, dentro del sector de comercio, hostelería y restauración, pertenecen a bares.

TURISMO